Verano: Tiempo de siembra de judías

Las judías, valor nutricional y cuidados en el huerto

En el hemisferio norte vamos a toda prisa precipitándonos hacia el verano. Es tiempo de cosecha, de recoger los frutos del esfuerzo de todo el año. Nuestro huerto se tiñe de colores vistosos que anuncian jugosas frutas y verduras, que llenarán nuestros frigoríficos, y con suerte, nuestra despensa en conservas para el resto del año.

El sol abrasador de algunas zonas, como es mi caso, por ejemplo, hace que tengamos que intensificar los riegos, y no deja demasiado margen para que podamos plantar especies nuevas en nuestros cultivos.

No obstante, sí existen ciertos vegetales que se desarrollan bien cuando aprieta el calor, como es el caso de las deliciosas judías verdes.

plato de judias

Valor nutricional de las judias verdes

Asociamos normalmente a las judías verdes con dietas de adelgazamiento, por su escaso valor calórico; sin embargo, esconden nutrientes muy valiosos que las deben convertir en imprescindibles en nuestra mesa.

Tienen un alto contenido en Omega 3, lo que las convierte en unas grandes aliadas de nuestra salud cardiovascular. Su aporte es semejante al de las nueces, salvando la diferencia de que las nueces son muy calóricas, y las judías no. Tienen una alta capacidad antioxidante por contener vitaminas, minerales y fitoquímicos, actuando en perfecta armonía.


Normalmente relacionamos la cantidad de carotenoides con verduras y frutas de color anaranjado o amarillo, sin embargo, las judías, a pesar de su color verde, tienen un alto contenido de estos nutrientes. Su abundancia en clorofila, lo que le confiere su color característico, camufla nutrientes como beta carotenos, zeaxantina, luteína, violazantina y neoxantina, que junto a otros minerales le confiere un gran poder antioxidante, ayudando a mantener la salud de nuestras células.


Es destacable, por supuesto, su alto contenido en fibra, además de ser ricas en vitamina C, ácido fólico y manganeso. Añade, además un alto contenido en calcio y en silicio, imprescindible para la ingesta en niños y para mantener la buena salud de nuestros huesos.

Vamos, lo que podríamos considerar un diamante en bruto, al que además, se le puede sacar mucho partido en la cocina.

Siembra de judías verdes y cultivo

Las judías verdes pertenecen a la familia de las leguminosas, existiendo muchas variedades. Algunas de mata baja que no necesitan ser tutorizadas y otras de matas que llegan a tener un tamaño más que considerable y necesitan una guía en la que poder trepar y crecer.

judias verdes

Necesitan de un clima templado o caluroso para crecer, y a ser posible, protegidas de fuertes vientos, ya que suelen ser frágiles y podrían dañarse.

Necesitan sol directo y que el sustrato esté bien trabajado, es decir, que el suelo no esté demasiado duro, para poder desarrollar bien las raíces. Es recomendable enriquecer el suelo con humus de lombriz, sin embargo, es mejor que evitemos la materia orgánica fresca.


Necesita que el suelo esté templado y sin excesiva humedad, de ahí el tener que evitar abonos frescos. Si partimos de un suelo muy pobre, deberemos trabajar la tierra como un mes antes de su plantado con abonos secos, como el mantillo, por ejemplo.

«La siembra de judías: Necesitan ser regadas, sobretodo durante la floración»

Pero no se trata de un vegetal que necesite abonados ni trabajar excesivamente la tierra durante su crecimiento, ya que, como leguminosa que es, recoge los nutrientes que necesita del nitrato atmosférico, confiriéndoles una gran resistencia.

Necesitan ser regadas, sobre todo durante la floración, para evitar que las flores se caigan. Necesitan el suelo húmedo pero sin encharcamiento, por lo que aplicaremos riegos moderados.

vainas

No soportan bien el trasplante, por lo que se trata de un cultivo de siembra directa. En el caso que nos ocupa, que son las judías verdes (para otras especies hablaremos más adelante), se trata de plantas que necesitan ser tutorizadas, ya que crecen alrededor de la guía, de forma parecida a una enredadera. En climas muy templados, podríamos empezar a plantar en marzo,  pero si les cayese alguna helada, podría matarlas, por lo que su plantación se recomienda hacerla entre mayo y junio en el hemisferio norte. Y entre Octubre y noviembre en el hemisferio sur.

Más información sobre el cultivo de las judías, aquí

Su plantación ideal es en surcos con separaciones de unos 60-80 cm entre plantas, ya que llegan a tener un tamaño considerable. Realizaremos hoyos de entre 2-3 cm y depositaremos 3-4 semillas por hoyo, regándolas antes de taparlas con tierra.

«Siembra de judías: Lo ideal es colocar en tutores o cañas»

Deberemos controlar las malas hierbas que puedan crecer a su alrededor, ya que se trata de plantas frágiles y necesitan crecer a su aire, así que, sobre todo al principio, deberemos de dedicarles algo de mimos.

Para facilitar su enrame, lo ideal es colocar los tutores, o cañas, en forma piramidal, de forma que cuatro plantitas puedan ir creciendo. Recuerda dejar la distancia entre ellas que te hemos recomendado, para que la planta pueda airearse bien y no exista peligro de hongos ni podredumbre.

Recolección

En dos o tres meses, estarás ya cosechando judías. Son de crecimiento bastante rápido, y empezarás a ver flores, que es cuando más requieren de riego, para que no las dejen caer, primando su propia supervivencia a la del fruto. Eso si quieres comerlas tiernas y verdes, si lo que quieres es recolectar la judía seca para poder disfrutar de la legumbre, debes esperar unos cuatro  meses a se seque, pero para esto son mejor otras variedades.

planta

En lo que a judía verde se refiere, es mejor consumirla tierna, y conservarlas para todo el año es muy fácil, bien sea a través de congelación (las comerás como recién cogidas, sólo con practicarles un ligerísimo escaldado), o vienen conservadas al vacío, donde las disfrutarás en guisos y ensaladas como si fuesen recién recolectadas.

Su cosecha, si se ha hecho bien el trabajo previo, es realmente abundante, por lo que resultan, baratas de sembrar, de mantener y de conservar.

¿Te animas con la siembra de judías verdes?

Si quieres saber más sobre vegetales, no te pierdas estos artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí