Cómo cultivar árboles frutales en macetas

La idea de cultivar árboles frutales en macetas viene de antiguo, no es precisamente una novedad que hayamos descubierto ahora. En los jardines romanos se utilizaban para señalizar finales de caminos dentro de fincas privadas, por ejemplo, teniendo una fuerte carga ornamental.

De esta manera, no sólo se utiliza esta forma de cultivo en terrazas, sino que se utiliza en decoración en jardines que tendrían lugar suficiente para plantar árboles.

Variedades de árboles frutales para plantar en macetas

No todas las especies admiten ser plantadas en macetas. Existen árboles que necesitan un enraizamiento que no puede permitirles una maceta, por lo que acabarán muriendo o con un tamaño pequeño y que les imposibilite dar frutos. Lo mejor es que, en el caso de que adquiramos el ejemplar en un vivero, preguntemos qué especies pueden admitir este tipo de plantado.

árboles frutales en maceta

Si decidimos hacerlo nosotros a partir de semillas, por ejemplo, estos son los árboles que mejor se adaptarán:

Los cítricos

Tanto los limoneros, los naranjos y los mandarineros son ideales para plantar en macetas. De hecho, desde la antigüedad se han utilizado en jardines y terrazas como plantas ornamentales. No sólo por el aprovechamiento de sus frutos, sino por el oloroso azahar al que se le atribuyen múltiples propiedades, como la de atraer abundancia a los hogares. Es por ello, que tradicionalmente, se colocaban en los porches o entradas de las casas.

Necesitan un macetero grande y con buen drenaje, para ello, coloca una capa de unos dos o tres dedos de grosor de piedras en el fondo del macetero. Aunque necesitan riegos constantes, no admiten el encharcamiento, que produciría un colapso y la podredumbre de sus raíces. Admiten bien un sustrato arenoso, aunque también necesitan nutrientes, por lo que antes de plantarlos, lo ideal sería mezclar sustrato universal, junto con arena y humus de lombriz, o un rico compost.

Debes protegerlos de las heladas, no las aguantan bien, y pueden llegar a morir. Para ello puedes protegerlos dentro de casa, siempre y cuando puedan disfrutar de luz directa en un gran ventanal. En caso contrario tendrás que “abrigarlos”, esto se consigue tapándolos con una tela, por ejemplo. Pero lo ideal sería que pudieses tenerlos detrás de un gran ventanal.

Manzano

El manzano es un árbol ideal para cultivar en maceta. Además de poder cultivar tus propias manzanas, disfrutarás de un árbol ornamental precioso, con una floración de gran belleza.

Como en el caso anterior, necesitan un buen drenaje, por lo que es importante crear una buena capa de perlita o piedrecitas en la base.

El manzano necesita un buen sustrato, con nutrientes abundantes y abonos periódicos. Utiliza un buen compost o humus de lombriz para preparar la tierra.

El manzano aguanta mejor las heladas y los climas fríos, aunque tampoco debes dejarlos a la intemperie en climas muy extremos. Pero en líneas generales, son bastante menos exigentes en este aspecto que los cítricos.

Peral

La plantación es idéntica a la del manzano, por lo que poco tenemos que añadir al respecto. Sólo un apunte, el peral agradece climas húmedos, por lo que si vives en un sitio muy seco, quizás tengas que utilizar el pulverizador de vez en cuando. Resiste bien las heladas, aunque no los climas excesivamente calurosos, por lo que agradecerá un lugar de semisombra en el que esté protegido del sol de justicia del verano. En general es un árbol muy resistente, pero no está de más seguir ciertas precauciones.

Ciruelo

Existe ya la variedad de ciruelo enano, ideal para cultivar en macetas. Como en los anteriores casos, buen drenaje y buenos nutrientes, que ayudarán a que sus frutos crezcan abundantemente. Existen muchas variedades de ciruelo, con coloridos y dulzores muy distintos. Resulta un árbol resistente y frondoso.

Melocotonero

La época de siembra ideal de este árbol, es en otoño, al contrario de todos los anteriores. Se puede plantar a partir de semilla o raíz desnuda de plantón. Necesita estar en una zona soleada, buenos nutrientes y buen drenaje.

Albaricoque

Este árbol necesita sol y calor. No admite bien los climas fríos, las heladas ni los encharcamientos, por lo que deberás tener mucho cuidado con los riegos, que deben ser frecuentes, pero de forma moderada. Vale la pena regarlo un poco dos veces al día, que sólo una y encharcarlo, ya que las raíces se pudrirán, y el árbol morirá.

No es preferible que lo plantes si vives en un clima que tiende a ser frío, ya que casi te van a sacar el sueño sus cuidados.

Aquí tienes un interesante vídeo sobre como cultivar frutales en macetas

limonero en maceta

Época de plantación y cuidados

Estos son algunos ejemplos de árboles que dan muy buenos resultados en macetas. Ten en cuenta que no llegarán a ser tan grandes como si estuviesen plantados en tierra directa, pero sí pueden darte muchos frutos y muchas alegrías si los cuidas bien.

Excepto en el caso del melocotonero, las otras variedades es mejor que las plantes a finales de invierno o principios de primavera. Esto los protegerá de posibles heladas o bajas temperaturas y harán que sea más fácil su crecimiento y adaptación.

Los contenedores en los que los plantes deben tener un buen tamaño, tanto en diámetro como en profundidad, de esta manera el árbol tendrá espacio para crecer sin que tengas que estar trasplantándolo demasiado pronto.

¡Atención a las podas! Esta será la manera de darles una forma controlada y aguantarlos más en el contenedor. En el caso de que se desmadre la cosa, vas a tener que trasplantarlos cada 2 o 3 años… Y cada vez necesitarán más espacio.

Como no llegará a tener la envergadura de un árbol plantado en tierra, previsiblemente, tampoco dará la misma cantidad de frutos, pero si se abona correctamente, sí puedes llegar a recoger cosechas interesantes. Ahora ya sabes cómo cultivar árboles frutales en macetas, ¿te animas?

Descubre más artículos de interés, aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí