Los rabanitos

El mejor cultivo para iniciarse en la horticultura

De forma casi instintiva, todos los que empezamos a cultivar un huerto, empezamos por los rabanitos.

Quizás sea por su facilidad para crecer casi en todo tipo de circunstancias. Además crecen muy rápidamente, por lo que vemos resultados en pocos días.

Resulta muy ilusionante ver cómo las primera hojitas verdes empiezan a emerger de la tierra, augurándonos unas ensaladas de lo más sabrosas.

El rabanito

Siembra de los rabanitos

Se trata de una hortaliza que podemos cultivar casi todo año, y al necesitar poca tierra, podemos hacerlo tanto en huertos como en macetas o jardineras.

No obstante, la mejor época para sembrarlos y obtener buenos resultados se inicia a principios de primavera y se extiende hasta bien entrado el otoño.

Dada su adaptabilidad y su flexibilidad en la siembra, se aconseja ir sembrando durante todo el año para poder surtirnos de su frescura y sabor durante todo el año.

No necesitan estar plantado a mucha profundidad. Remueve la tierra para que resulte esponjosa y entierra las semillas a poco más de un centímetro de profundidad, con un espacio de unos 25 milímetros entre ellas. Puedes sembrar varias juntas, los rabanitos irán buscando su propio espacio.

Manojo de rábanos

Cuidados

No es cultivo que requiera de mucho abonado, ya que, como ya hemos mencionado, se trata de una hortaliza muy sufrida, que crece casi en cualquier terreno y espacio. Pero, sí es cierto que no admite muy bien terrenos con salinidad alta…

Como en casi todos los cultivos, requiere el suelo húmedo pero no encharcado. Esto es casi de sentido común… Con el terreno encharcado existe la posibilidad de podredumbre y hongos. Por lo tanto, riegos sí, pero moderados. Y como siempre os aconsejamos, vale la pena regar dos veces poca cantidad, que una y ahogarlo todo.

Recolección

Entre 3 y 6 semanas, dependido de la calidez del clima y de la especie que hayas plantado, estarás recogiendo unos suculentos rabanitos. Para hacerlo sólo tienes que tirar sutilmente de las hojas. Si ves que el diámetro todavía es muy pequeño, déjalos un poco más… Pero cuidado, porque si se pasan en la tierra pueden tener una textura estropajosa muy desagradable de comer. Es por eso que hemos recomendado que los plantéis escalonadamente, y así tener suministros frescos durante todo el año.

Rabanitos maduros

Propiedades nutricionales de los rabanitos

Los rabanitos son una raíz perteneciente a la familia de la col y el nabo. Existen infinidad de variedades con todo tipo de colores y formas. Incluso el famoso nabo japonés de color verde del que se obtiene el famoso wasabi que alegra el sushi.

Contienen muy pocas calorías, apenas unos 20 Kcal por cada cien gramos, lo que los convierte en unos perfectos aliados para controlar nuestro peso.

«Es rico en vitamina C, lo que contribuye a la correcta absorción del hierro»

Descubre como preparar una rica ensalada de rábanitos, aquí

Contienen mucha agua y sales minerales, como el azufre, el hierro y el yodo, lo que contribuye a regular nuestro sistema hormonal.

Es rico en vitamina C, lo que contribuye a la correcta absorción del hierro. Esto lo hace muy apto para personas que sean propensas a padecer anemia.

«se suele comer crudo, en ensaladas o canapés»

Combaten las bacterias perjudiciales de nuestro sistema digestivo, favoreciendo la proliferación de una correcta y sana flora bacteriana intestinal. Además tiene un efecto purificante sobre el hígado, previniendo los problemas que pueda ocasionar un hígado graso.

Las hojitas verdes pueden utilizar para hacer cremas de verduras, aportante, como su raíz, una gran cantidad de nutrientes. El resto se suele comer crudo, en ensaladas o canapés.

Y si quieres descubrir más sobre las hortalizas, no te pierdas nuestras fichas de los vegetales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí