La remolacha

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LA REMOLACHA

La remolacha de mesa es originaria de la Europa mediterránea y el norte de África, sin embargo, los principales productores ahora mismo son Francia e Inglaterra.

Lo que primero empezamos a consumir de ella fueron sus hojas. Éstas pertenecen a lo que denominamos vegetales oscuros, como las espinacas, acelgas… Se pueden consumir tanto crudas en ensaladas como en guisos, y nos aportan un gran contenido en fibra, además de proporcionarnos grandes cantidades de proteínas, fósforo y zinc.

la remolacha

Tienen una potente capacidad antioxidante, y son ricas en vitamina B6, manganeso, cobre, potasio y magnesio. Y por supuesto, son muy bajas en calorías. Además, aportan una muy buena cantidad de calcio, que junto a la vitamina K que contiene, ayuda a prevenir la osteoporosis y aumenta la fuerza de los huesos. Y por si fuera poco, aportan mayor concentración de hierro que las espinacas.

Te dejamos este enlace, donde encontrarás semillas de remolacha «beta vulgaris», de calidad premium a buen precio.

Su consumo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, gracias a su alto contenido en vitamina A, ayudando también en la producción de anticuerpos y glóbulos blancos.

Con todos estos datos, seguro que empezarás a consumirlas de forma habitual.

Remolacha roja

Existen distintas variedades de remolacha, algunas alargadas y blanquecinas, aunque su sabor es siempre dulce. Pero la variedad que trataremos es la redonda y rojiza que consumimos habitualmente. A parte de todas las propiedades que contienen sus hojas, la raíz es una gran fuente de ácido fólico, de vitamina C, potasio y magnesio. Además, nos aporta fósforo y vitaminas B1, B2, B3 y B6, además de minerales como el hierro y el yodo.

Todo esto la convierte en un potente antioxidante y uno de los vegetales considerados como anticancerígenos.

El sabor, por sí misma puede resultar algo fuerte, por lo que suele tomarse en ensaladas o acompañando otros alimentos. Para comerla es mejor hervirla entera y trocearla después, de esta forma de conservan mejor sus flavonoides y sus propiedades nutricionales y aromáticas.

Cultivo de la remolacha

Se recomienda plantarla en un suelo bien abonado, mullido y rico en potasio. Necesita de un espacio de semisombra para crecer, no aguantando demasiado bien las altas temperaturas, de hecho su temperatura ideal de crecimiento se sitúa entre los 15 y 18 grados. Sin embargo, sí que aguanta bien la posibilidad que pueda caerle encima alguna helada.

curso de hidroponia

Para plantar las semillas, se recomienda remojarlas un par de días antes para favorecer su germinación. Una vez hecho esto se pueden plantar en tierra con un surco de unos 2 cm. Cuando empiecen a aparecer las hojas será el momento de aclararlas y pasarlas a su lugar definitivo, ya que si se encuentran apretadas no crecerán.

remolachas

No se recomienda plantarlas demasiado profundo, ya que su raíz se desarrolla cerca de la superficie. Por este motivo, también debes tener un especial cuidado si quitaras malas hierbas a su alrededor, ya que si no tienes cuidado podrías dañarlas. Depende del tamaño que queramos que alcancen los ejemplares, la distancia entre ellas debe oscilar entre los 8 y 25 cm.

Necesitan de riegos regulares, ya que crecen mejor en un ambiente fresco y húmedo, pero como en todos los vegetales, es mejor evitar el encharcamiento, que puede favorecer la aparición de hongos y podredumbre.

A partir de este momento, la remolacha es un vegetal que puede ser recolectado en cualquier época de crecimiento, desde ejemplares pequeño hasta su madurez.

planta remolacha

Es recomendable la siembra escalada, en intervalos de dos o tres semanas, hasta mitad verano. De esta manera te garantizarás el suministro durante una gran parte del año.

A parte de problemas de pulgones u hongos, que aparecen como en el resto de vegetales, la remolacha puede padecer dos patologías propias a tener en cuenta.

  • Silfo de la remolacha: Se trata de pequeños escarabajos que infectan la planta.
  • Nematodo de la remolacha: Se trata de una enfermedad que produce parásitos en las raíces, causando como una especie de quistes.

Para evitar estos problemas, se recomienda la rotación de cultivos. Si siempre siembras el mismo vegetal en el mismo sitio, esto propicia que las los parásitos o insectos que se sienten atraídos por ellos infecten la tierra, pudiendo generar auténtico problema. De hecho, existen zonas de España, como la Vega de Granada, que tuvieron que abandonar este tipo de cultivo debido a la infestación de la tierra.

Para prevenirlo, aplica infusión de ortiga y rota los cultivos. 

Tenemos más fichas de vegetales, aqui

Booking.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí