Proteger el huerto de las altas temperaturas

Cierto es que el aumento de las temperaturas en verano ayuda a que los vegetales y los frutos maduren, y nos hacen disfrutar como nunca de nuestro huerto, pero no es menos cierto que la temperatura del planeta está aumentando de forma alarmante año tras año, que los rayos ultravioletas son mucho más dañinos que antes y que, o bien nos ahogamos cuando llueve porque lo hace de forma descontrolada, o bien nos morimos de sed por la extrema sequía, así que proteger el huerto de las altas temperaturas debe convertirse en una prioridad.

Proteger el huerto de las altas temperaturas

Los científicos están cansados de decirnos que tendremos que ir acostumbrándonos a este tipo de fenómenos extremos… Y nuestro huerto lo sufre, como un completo ecosistema que es.

En el hemisferio norte acabamos de inaugurar este inusual verano del año 2020, y está siendo bastante húmedo y con temperaturas suaves, de momento…

Pero por nuestros lares, no es nada excepcional, que de pronto nos invada una ola de calor y nos plantemos en 44 grados sin despeinarnos. Y no nos engañemos, esto no es bueno, ni para nuestro huerto, ni para nosotros.

Cómo proteger nuestras plantitas

Lo primero que vamos a notar es un resecamiento del sustrato, lo que consecuentemente deshidratrará nuestras plantas. Esto se produce en mayor medida en los huertos urbanos, ya que la cantidad de sustrato es menor que cuando tenemos una huerta tradicional; en este caso, las plantas desarrollan raíces más profundas para buscar humedad, pero si las tenemos plantadas en mesas de cultivo o macetas, ahí, las pobres, tienen pocas alternativas.

Proteger el huerto de las altas temperaturas

Para evitar que nuestras plantas, literalmente se cuezan, se deben evitar los riegos en las horas en las que más atice el sol. Intenta regar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Si lo haces por la mañana, evita el riego en forma de aspersión por las hojas de las plantas, puede empezar a aumentar el calor, y causar graves problemas en los cultivos.

Una buena alternativa es el riego por goteo. Esto humedecerá paulatinamente la tierra durante más tiempo y mantendrá hidratado el sustrato.

«Protege el sustrato sin miedo, es algo totalmente orgánico, que mantendrá la humedad»

Escojamos la forma de riego que escojamos, debemos evitar, sobretodo la rápida evaporación del agua, de forma que las plantas puedan hidratarse a su ritmo. Para ello, es conveniente que depositemos una capa sobre el sustrato para protegerlo. Esto se puede conseguir con corteza de árboles trinchados, o con simple paja.

Protege el sustrato sin miedo, es algo totalmente orgánico, que mantendrá la humedad y no hará ningún daño, sobre todo en esta época que tanto aprieta el calor. De todas formas, recuerda evitar el encharcamiento excesivo que pueda ser causante de podredumbre y hongos, en preferible regar dos veces al día con moderación, que una sin mesura.

No olvides darles de comer

En esta época, nuestro huerto está a pleno rendimiento. Seguramente la mayoría de las plantas estarán en flor o ya con frutos o vegetales que deben madurar. Esto, sumado a las altas temperaturas que soportan y en ocasiones un poco de sed, hace que también necesiten que les demos de comer.

«siempre, riega después de abonar»

Como siempre, recomendamos compost naturales o humus de lombriz, esto proporcionará a tu huerto todas las necesidades nutricionales que necesita… ¡Pero ojo, no te pases! Esta época es algo delicada para ello, y siempre, riega después de abonar, para que los nutrientes penetren en el sustrato y no atraigan visitantes indeseados.

No se trata de que volvamos a preparar el sustrato para plantar, sencillamente que les demos una ayudita extra a nuestras plantitas.

Proteger el huerto de las altas temperaturas, si lo crees necesario

Como ya hemos mencionado anteriormente, por desgracia, nos enfrentamos cada vez más a radiaciones más intensas y olas de calor que cuestan de soportar… Es por ello que quizás, tus plantitas necesiten en algún momento, durante el verano, que les eches un cable y las protejas de estas agresiones.

Proteger el huerto de las altas temperaturas

Para ello puedes hacerles una sombra con malla o cañizo para que puedan soportar las horas más duras del día. Siempre recuerda que puedas retirarlo para que en temperaturas normales para la época del año, puedan volver a recibir la luz solar que necesitan para madurar sus frutos.

«Debido al fuerte calor y la pérdida rápida de agua, no pueden realizar la fotosíntesis»

Las plantas mismas te hablarán de sus necesidades, ya que ellas también pueden ser víctimas de un golpe de calor. Notarás que las hojas decaen y tienen un aspecto lacio, alguna sufren quemaduras, las leñosas pueden agrietarse, y en general, dejarán de crecer, debido a que están muriendo de inanición.

Debido al fuerte calor y la pérdida rápida de agua, no pueden realizar la fotosíntesis, y como consecuencia, consumen sus sustancias de reserva, y esto les puede llevar incluso a morir. Y no queremos que eso pase.

Siguiendo estas sencillas pautas, estamos seguros de que podrás Proteger el huerto de las altas temperaturas y de todas las olas de calor que nos quiera deparar el verano.

¡A disfrutar!

Y no te pierdas este artículo sobre el riego por goteo

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí