La tuta del tomate

De que se trata

Hoy os venimos a hablar de una de las plagas más destructivas para nuestros cultivos de tomates, la tuta. La tuta del tomate o tuta absoluta, es un lepidóptero ditrísio de la familia Gelechildae, originaria de Sudamérica, que se introdujo en España en 2006, en Alicante, extendiéndose rápidamente por todo el levante y Andalucía y posteriormente, al resto de la península.

Este insecto mide alrededor de 5 o 6 mm, son nocturnos, es decir su máxima actividad la tienen durante la noche, mientras que por el día se ocultan entre el follaje y permanecen inactivos.

la tuta del tomate

La hembra pone sus huevos en las hojas, dejando sobre 40 huevos a lo largo de su vida, sin embargo, se han dado casos de hasta 250 huevos. Al eclosionar, las larvas penetran en el interior de las hojas, alimentándose del mesófilo y llenándola de galerías, con lo cual se puede apreciar la hoja como transparente y las larvas en su interior.

El problema llega cuando, aparte de las hojas, se alimentan del tallo y del fruto, dejando los tomates llenos de cavidades. Estos, pueden ser atacados en cualquier fase del desarrollo y obviamente los hace inservibles para su consumo.

Como podemos controlar esta plaga

Hay que advertir que es una plaga muy dañina y que, si no se sabe bien como combatirla, nos va a ser muy difícil acabar con ella. Por ello, en este articulo os enseñamos la manera de poderla controlarla y así obtener una buena cosecha de tomates.

Se ha demostrado que uno de los remedios más eficaces consiste en las trampas con feromonas. Estas, las podemos elaborar nosotros de forma sencilla y es un remedio totalmente natural, con lo que no perjudicaremos nuestro cultivo ecológico con insecticidas industriales y productos químicos.

la tuta del tomate

Para ello, cogeremos una garrafa de agua, de las de 5 litros por ejemplo y le abriremos dos ventanas, en lados opuestos, a unos 10 cm de altura. A continuación, llenaremos la base de la garrafa con unos 4 cm de agua. Añadimos al agua un tapón aproximadamente de jabón lavavajillas, no es necesario mucho, simplemente su función va a ser la de retener a la tuta, una vez caiga en el agua.

Ahora es el turno de las feromonas. Las feromonas lo que hacen es atraer a los machos y lograr que queden atrapados en el agua. Al no haber machos, las hembras no pueden fecundar y por lo tanto no se reproducen y se van.

Si no sabéis donde encontrar los difusores de fermonas, los podéis comprar en Amazon, en este enlace

<<Las feromonas, atraen a los machos a la trampa>>

Siguiendo con las instrucciones, cogeremos el difusor de feromonas, le pasamos un cordel o un alambre y lo introducimos por la boca de la garrafa, dejando que se quede centrado y a unos pocos centímetros del agua, unos 2 cm es perfecto. Lo aseguramos con el alambre al cuello de la garrafa para que no se caiga.

Una vez hecho esto ya tenemos lista nuestra trampa para la tuta del tomate, simplemente las colgamos entre nuestras tomateras, a la altura de las plantas y os aseguramos que vais a tener unas magníficas cosechas libres de tutas.

También te enseñamos a elaborar un insecticida casero, aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí