La rúcula

El huerto en julio

En julio y con el calor que estamos soportando en el hemisferio norte, sobre todo en las zonas más cálidas, hay poca cosa que plantar en el huerto. Para la mayoría de cultivos es mejor que esperemos a finales de la estación, que podremos empezar a sembrar los vegetales de invierno. Ahora es cuando tenemos los huertos en pleno esplendor, con tomates engordando por días, patatas cosechándose o a punto de cosechar, pepinos suculentos, habichuelas tiernas… Pero sí existen ciertos cultivos que podemos plantas, como por ejemplo la rúcula.

la rúcula

Propiedades nutricionales y usos culinarios de la rúcula

La rúcula se consumía ya en el Imperio Romano, así que ni de lejos se trata de una verdurita que hayan descubierto hace cuatro días para hacer más amenas las ensaladas… Su sabor característico es un poco picante y ácido, combinando perfectamente con todo tipo de quesos, frutos secos, frutas o mermeladas, o carnes como el pollo.

Si quieres añadir un plus de vitaminas y minerales a tus desayunos no te pierdas esta sencilla receta:

Ingredientes:

  • Pan para tostar. Si lo eliges integral o con semillas mejor, te saciará más y el aporte de nutrientes se exponencia en referencia al pan blanco.
  • Tomate natural triturado
  • Lonchas de pavo cocido. Puedes cocerlo tú y cortarlo en finas lonchas para tenerlas disponibles en tus desayunos. Si lo adquieres de compra intenta que sea lo más natural posible y bajo en sal.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Hojas de rúcula

Preparación:

Tuesta el pan ligeramente, de modo que quede crujiente pero sin quemarlo. A continuación añade el tomate triturado por toda la tostada y encima las lonchas de pavo. Remata con las hojas de rúcula y un chorrito de aceite de oliva.

Es sencillo, económico, delicioso, bajo en calorías y una forma excelente de adquirir buenos nutrientes para empezar el día.

la rúcula

La rúcula está emparentada con la coliflor y los nabos, y resulta muy baja en calorías y en carbohidratos, aportando muy buenas cantidades de vitamina A, que contribuye al buen funcionamiento visual, proporciona una buena cantidad de calcio, con sus nada desdeñables 160 mg por ración por cada 100 gramos, contribuyendo a mantener una buena densidad ósea. Es un potente antioxidante, por su aporte de vitamina A, como ya hemos mencionado, que contiene carotenoides como la luteína y la zeaxantina, además de vitamina C.

Esta combinación confiere una gran ayuda al nuestro sistema inmunológico. Precisamente por esto, por sus potentes propiedades antioxidantes, gracias a su contenido en fitoquímicos, inhibe las células que pueden causar el cáncer. De hecho, está demostrado que los fitoquímicos como el sulforagano, tiocinatos o los índoles, ayudan a prevenir el cáncer de mama, ovario o próstata.

pizza de rúcula

Además, si empiezas el día consumiendo esta hortaliza, recibirás un gran aporte de magnesio, lo que te ayudará a empezar con mucha energía, ya que este mineral ayuda a los músculos a producir energía.

Te recomendamos, en el aspecto culinario que experimentes con ella. No sólo acompaña bien una ensalada, como ya has visto, con unas buenas tostadas resulta deliciosa, y también en pizzas, en piadinas… ¡Incluso en sushi!

Desde luego, la cocina italiana ha sabido aprovechar la rúcula como nadie, así que sólo se trata de experimentar y encontrar las combinaciones que más te gusten.

Cultivo de la rúcula

La siembra de la rúcula se realiza en semillas y a voleo, preparando previamente el suelo con compost o humus de lombriz, tierra de campo y un pequeña parte de arcilla. Esto le proporcionará alimentos, al mismo tiempo que drenará aguantando discretamente la humedad.

Realizaremos la siembra a golpes separados de unos 10 cm, con el fin de que, aunque la siembra sea a voleo, tengan espacio para crecer.

la rúcula

Su siembra es tremendamente agradecida, germinando muy rápidamente y dando muy buenos resultados. Además, podemos sembrarla tanto en macetas, mesas de cultivo o directamente en el huerto, adaptándose perfectamente a todos los espacios.

Las semillas podemos adquirirlas en cualquier tienda especializada, y un sólo sobre suele ser suficiente para abastecer a una familia entera.

El sustrato debe mantenerse húmedo hasta su germinación, y después, realizaremos riegos moderados intentando mantener humedad pero sin encharcar, para evitar hongos y podredumbre.

Se trata de una planta muy rústica que aguanta bien, y las plagas que puedan tener son escasas, por lo que si mantenemos una cierta higiene no deberíamos tener ningún tipo de problema. En el caso de que su cultivo acabe llamando a bichitos poco deseables, solucionar el problema es tan sencillo como rotar el cultivo en la siguiente plantada.

pizza vegetal

Para recolectarlos, deberemos de cortar las hojitas más grandes, que consideremos aptas para el consumo. El resto de la plantita se deja para que sigan creciendo hojitas.

Su vida de cultivo suele ser de unos 4 meses, pudiendo comenzar un ciclo posterior.

Ten en cuenta que su época óptima de cultivo es a principios de primavera, aunque con ciertos cuidados podamos hacerlo durante otras épocas del año. No soporta el clima frío ni las heladas, por lo que en invierno no podrás cultivarla a la intemperie, a no ser que las protejas con algún tipo de invernadero que mantenga la temperatura del sustrato y de las plantas. Y en verano, no le convienen temperaturas superiores a 25 grados.

pizza vegetal

Los puede aguantar, pero ni de lejos sacarás la rentabilidad al cultivo como en su época idónea. Lo ideal en este caso es proteger la zona en la que esté plantada.

Para ello puedes leer los consejos que nuestro artículo PROTEGER EL HUERTO DE LAS ALTAS TEMPERATURAS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí