Combatir el mildiu del tomate

En el hemisferio norte nos encontramos en plena temporada de tomates. Nuestras huertas están en plena ebullición, regalándonos rojos y suculentos tomates todos los días. Y la verdad, conozco pocos placeres más satisfactorios que acudir por la mañana al huerto y comerse un buen tomate maduro cogido directamente de la planta.

Pero existen ciertos peligros que acechan a nuestra cosecha y que pueden malograr el esfuerzo de meses. En este artículo te enseñaremos a combatir el mildiu del tomate, para que puedas disfrutar a tope de tu cosecha.

Primer paso, identificación

El mildiu del tomate se produce por el patógeno Phytophthora infestans y puede afectar a cualquier fase del cultivo. El ambiente que más le gusta para desarrollarse es con una alta humedad ambiental, relativa al 90% y con temperaturas suaves, que ronden entre los 10 y los 25 grados centígrados.

Se disipa a través de restos vegetales que puedan haber sido diseminados por el campo, sencillamente arrastrados por el viento, y también mediante riegos por aspersión o por gotitas de condensación.

combatir el mildiu del tomate

Los síntomas que se pueden observar en la propia planta es la aparición de manchas color verde claro u oscuro, que acaban virando a una textura aceitosa, que con la enfermedad más avanzada acabarán necrosando. En el revés de las hojas, generalmente, podremos ver un fino velo blanco. En los tallos pueden aparecer úlceras de color parduzco que pueden llegar a colapsar la planta y matarla.

«esta infección, producida por un hongo, puede resultar una auténtica pesadilla»

En los tomates, observaremos manchas de color marrón en la superficie, apareciendo principalmente cuando ya se encuentra maduro. Pero el problema y los síntomas comenzarán por el cáliz, que es donde realmente se acumula la humedad.

Lo cierto es que esta infección, producida por un hongo, puede resultar una auténtica pesadilla que puede arruinar toda nuestra cosecha, así que vamos a ver cómo combatir el mildiu del tomate.

Prevención y combate

Como con casi todo en esta vida, más vale prevenir que lamentar, y este caso no es una excepción. Si ya hemos tenido problemas de mildiu en cosechas anteriores, o vemos que los tienen nuestros vecinos, lo más sensato es intentar prevenirlo para evitar problemas posteriores.

Para ello debemos evitar que las plantas se encuentren amontonadas. La correcta aireación y que el sol pueda llegar con su luz a todas las partes de las plantas ayuda, y mucho, a prevenir la aparición de hongos patógenos.

combatir el mildiu del tomate

Debemos evitar el riego por aspersión o de cualquier otra forma que moje la planta. Esto nos evitará muchos quebraderos de cabeza en el caso de los tomates. Son plantitas que no les gusta demasiado que las mojen. Riega mejor a ras de suelo. De hecho el mejor método en este caso sería el riego controlado por goteo.

Y por supuesto, retira cualquier indicio de enfermedad. El hongo es un patógeno que se va extendiendo, así que ante el primer síntoma, retira brotes, frutos, o incluso plantas que puedan mostrar mildiu, será la forma de evitar que la infección crezca.

Combatir el mildiu del tomate

Además, es un hongo que puede “engañarnos”. En temperaturas superiores a 35 grados centígrados se detiene su desarrollo, pero eso no significa que desparezca del campo, por lo tanto, si las condiciones climáticas adecuadas se vuelven a reproducir, el hongo volverá a activar su ciclo destructivo.

Existen tratamientos químicos de varias marcas para combatir el hongo una vez ha hecho acto de aparición, pero existen otros métodos no tan agresivos para el entorno que pueden ser muy efectivos, como por ejemplo la aplicación de agua ozonizada mediante pulverización.

«un remedio que funciona muy bien, es la cola de caballo, un potente fungicida»

En definitiva, lo que debemos aplicar son fungicidas, y podemos hacer algunos caseros de forma muy fácil y económica, como por ejemplo uno que puedes preparar con cuatro cucharadas de bicarbonato, cuatro cucharadas de jabón para lavar los platos y 4 litros de agua.

Otro remedio que funciona muy bien, es la cola de caballo, la puedes encontrar por tan solo 16,95 eur, aquí

«realiza estos tratamientos a primera hora de la mañana»

Pero sin duda lo más efectivo y lo más recomendable es utilizar sulfato de cobre. Con esta sustancia cuidado porque puede contaminar corrientes de agua, así que precaución con su aplicación. Debes aplicar 8 cucharadas de sulfato junto con 4 de piedra caliza molida, todo mediante una suspensión por cada litro de agua. Se aplica fumigando las plantas.

Realiza estos tratamientos a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde para evitar que las plantas se cuezan por el calor y el preparado pueda hacer el efecto deseado.

Con estas claves, combatir el mildiu del tomate, te va a resultar algo más sencillo y cualquier duda, contáctanos y te ayudaremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí