Trucos para germinar zanahorias con éxito

A pesar de que el cultivo de zanahoria se nos vende como algo sencillo… No lo es tanto. De hecho, conocemos el caso cercano de un agricultor experimentado con más de 50 años labrando la tierra y no ha conseguido cultivar una sola zanahoria en su flamante y espectacular huerto. Afortunadamente, hoy os contamos trucos para germinar zanahorias y no morir en el intento.

Este año, en plena canícula y tocando ya agosto, el clubdelahorticultura.com se puso en marcha para retar a este agricultor y conseguir traer zanahorias a este mundo y, de momento, hemos conseguido que germinen, manteniendo distancias prudenciales y de forma vigorosa.

En este artículo os mostraremos nuestros trucos para germinar zanahorias con éxito.

Trucos para germinar zanahorias con éxito

Preparar bien la tierra

Aquí el razonamiento es lógico; las zanahorias son raíces que crecen hondando la tierra, así, lo más lógico es pensar que cuanto más blandita sea la tierra, mejor podrán crecer.

Lo primero fue elegir el terreno. Debía ser un lugar de la finca en la que existiese tierra con buenos nutrientes, soleado; pero al mismo tiempo protegido, por si nos adentrábamos en otoño y nos caía encima una de nuestras famosas DANAs.

Así que la elección fue debajo de un gran pino. El suelo tenía mucho y muy buenos nutrientes, debido a las agujas que el pino había ido soltando a lo largo de los años y a que nunca retiro la mala hierba que corto, sino que la dejo en el suelo para que se convierta en abono.

Efectivamente, empezamos a trabajar la tierra con la azada y el color y el olor eran excelentes. Además, no había piedras, ni raíces de otras plantas… Y con la ayuda de las agujas del pino, la tierra se quedaba esponjosa. No hizo falta añadir sustrato adicional… La tierra hablaba por sí sola.

Escoger y preparar las semillas

En nuestro caso, la elección la tuvimos clara, elegimos semillas ecológicas seleccionadas.

De hecho son las que vendemos en nuestra propia tienda, pero no las habíamos probado todavía, así que esta era la ocasión ideal. Si alguna vez habéis tenido semillas de zanahoria en vuestras manos, os daréis cuenta de la dificultad de su siembra, y es que son tremendamente pequeñas.

Algunas personas las mojan y las mezclan con arena para que pesen un poco más y de esta manera se hundan bien en la tierra… En nuestro caso lo hicimos de otra manera.

Siembra

Retiramos una fina capa de tierra con ayuda de la azada, y procedimos a humectar bien el lugar de plantado. A continuación dejamos caer las semillas muy poco a poco, y por supuesto, un día tranquilo sin aire para que no las desplazara el viento.

Volvimos a regar en forma de lluvia para que las semillas se anclasen bien a la tierra, y a continuación, con ayuda de un rastrillo las tapamos cuidadosamente con la fina capa de tierra retirada anteriormente. A continuación volvimos a regar.

Resultado hasta el momento

Tan sólo seis días después de la siembra, las zanahorias empiezan a asomar, saludándonos vigorosas y con un buen espacio entre ellas. Es muy probable que ni siquiera tengamos que recurrir al aclarado.

Las hemos asociado con rabanitos y acelgas; y por supuesto, controlamos mucho los riegos, haciéndolos de cara a la noche para que, por la mañana, cuando empieza a incidir el sol tengan el suelo bien humectado, pero no tengamos que regarlas y que se escalden.

Trucos para germinar zanahorias con éxito

Por supuesto, ahora nos vemos en la obligación  moral de contarle nuestros trucos al agricultor que nos quería hacer desistir de plantar zanahorias porque a él no le salen…

No desesperes y pon en marcha los trucos para germinar zanahorias que te hemos contado y no te pierdas, nuestra ficha de vegetales dedicado precisamente a la zanahoria, donde podrás ampliar esta y mucha más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí