Injerto de incrustación

Introducción

Siguiendo con la información de los injertos, el injerto de incrustación corresponde con los de tipo “hendidura”, tal y como corresponde el de corona que tratamos anteriormente.

Este tipo de injerto está recomendado realizarlo en primavera, por lo que en el hemisferio sur se podría empezar con la recolección de púas, mientras que en el hemisferio norte es mejor que esperemos. Existen otro tipo de injertos que podemos realizar ahora en agosto, como el caso del injerto de escudete, que trataremos en posteriores artículos.

Como en todos los casos que se realiza un injerto, el motivo resumido no es otro que mejorar la producción o la resistencia del árbol receptor del injerto.

A tener muy en cuenta que el árbol o arbusto receptor debe ser fuerte, desarrollado y sano; de otra manera corremos el riesgo de causar daños irreversibles e importantes.

El motivo de no recomendar realizar injertos de hendidura durante los meses de verano es porque se necesita que la savia haya empezado a fluir, pero de forma moderada, de manera que pueda ir reconociendo como propia y generando nuevos vasos conductores en la púa donante paulatinamente.

Durante los meses más cálidos, los árboles y los arbustos se encuentran en plena ebullición, teniendo muchos de ellos los frutos en plena maduración o en estado muy avanzado. Cierto es que muchos de ellos paran su actividad durante el calor extremo, pero si ponemos en una balanza los daños que podríamos causar, con los beneficios que podríamos obtener, mejor no correr riesgos, y menos con prácticas tan agresivas. 

Por ello, en el clubdelahorticltura.com, en agosto sólo te recomendamos que practiques injertos poco agresivos.

Cómo realizarlo

En primer lugar escoge un día fresco, pero sin lluvia. Si entrase agua antes de sellarlo arruinaría todo el esfuerzo realizado.

En este caso, con ayuda de una sierra fina cortaríamos el tallo que sirve como patrón, o árbol receptor, y practicaríamos una hendidura con forma de cuña en sentido diagonal.

Con respecto a las púas, es mejor escoger algunas que tengan varias yemas, y cortaríamos en la parte inferior, con ayuda de una fina navaja, el tronco leñoso con forma de cuña. Lo deberemos cortar de forma que encaje en la hendidura que hemos realizado sobre el tronco o rama receptora.

injerto de incrustación

A continuación procederemos a introducir la púa o púas (se recomienda utilizar dos), en la hendidura. Una vez hecho esto ligaremos fuertemente el receptor con ayuda de una cuerda, de forma que las púas se sujeten fuertemente.

Para acabar con el injerto, deberemos tapar las heridas, para ello, lo más recomendable es utilizar resina vegetal especial para este tipo de operaciones. Antiguamente se utilizaba pez, cera, e incluso cemento rápido; pero tanto por sus beneficios, como por respeto a la planta, recomendamos encarecidamente que se utilice este tipo de resina vegetal y seamos respetuosos con nuestras adoradas plantitas y con el medio ambiente.

Esperamos que hayas comprendido como realizar correctamente un injerto de incrustación, aquí tienes también información sobre otros tipos de injertos, como el de corona.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí