El guano como abono natural

Qué es y cómo se utiliza

El guano como abono natural, es muy apreciado en agricultura, pero también en diferentes tipos de industria como la de los explosivos, o la del biogás; precisamente por su alta composición en fósforo y nitrógeno. Sin duda, es una de las alternativas ecológicas más apreciadas, e incluso llegó a generar conflictos internacionales por su obtención antes de que apareciesen los abonos químicos.

El guano como abono natural

Los encontramos, según su origen en estado fresco, semi-fosilizado o fosilizado.

Sus altos niveles de nitrógeno y fósforo le confieren grandes poderes fertilizantes, ya que estos dos componentes son esenciales para el buen funcionamiento metabólico de las plantas, además de generar microorganismos que les permiten enraizar y crecer de la forma más adecuada. Su uso es polivalente, pudiendo ser utilizado tanto en jardinería interior, jardinería exterior o cultivos agrícolas de todo tipo.

El guano como abono natural

Y por si fuera poco, además, tiene propiedades fúngicas en el suelo, ayudando a mantener alejadas plagas como los nematodos.

El guano es de origen totalmente natural, sin ningún tipo de aditivo químico o adicional, y procede de excrementos de murciélagos, aves marinas y focas.

Dónde se encuentra en el guano

Como ya expusimos anteriormente, la obtención de este preciado abono llegó a generar conflictos internacionales, y es que no se encuentra en cualquier sitio. Por ejemplo, una de las mayores reservas podemos encontrarlas actualmente en Perú.

En una región concreta de este país habitan aves como el guanay, el piquero y el pelícano, lo cuales, a través de sus defecaciones ayudan a generar uno de los abonos más demandados y con más calidad del mundo. Además, sólo se recolecta una vez al año en sólo algunas de las 22 islas que forman la costa peruana.

Abono de guano

Estos pájaros se alimentan exclusivamente de pescado, lo que le confiere al guano ese alto contenido en fósforo. Y, ¿por qué en concreto esa zona de Perú? Pues por la climatología existente. Las condiciones de humedad que le confiere el océano Pacífico, junto con las horas de sol, hacen que su desecación se produzca en las condiciones idóneas para que se generen los microorganismos adecuados.

También países como Colombia, Venezuela, Ecuador, Chile y algunos países de la costa meridional africana exportan guano, a través de empresas dedicadas a su explotación. Y después tenemos a Cuba, que lo exporta procedente de murciélago.

Cómo utilizar el guano

El guano llega a nuestras manos, de forma bastante económica en cómodos sacos que podemos adquirir en cualquier tienda especializada en agricultura, jardinería u horticultura. La mejor época para aplicarlo dependerá del tipo de cultivo que tengamos plantado. Sólo debemos tener en cuenta unos pocos condicionantes.

Recogida de guano

Si pretendemos abonar un huerto, sería idóneo realizarlo cada 4 semanas, empezando por el mes de marzo. Mes que en teoría deberemos de haber empezado a plantar y será cuando más nutrientes necesitemos. Y si lo que queremos es abonar un jardín, con árboles, parterres, flores ornamentales y demás, empezaremos a aplicarlo en primavera, repitiendo aproximadamente cada mes y medio.

En general, deberemos abonar cuando nuestras plantas necesiten más aporte, que suele ser en primavera y verano, sin embargo, una buena abonada el resto del año, no les hará ningún daño, aunque deberíamos espaciarlo más.

El guano como abono natural

En resumen, podemos concretar que el guano, como abono natural, tiene un poder fertilizante increible y está muy valorado a nivel mundial.

Si quieres saber más, visita nuestra sección de siembra

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí